Photo courtesy of Organized Against Deportations

ICE sigue separando a familias de Illinois

Un padre de cuatro ciudadanos estadounidenses enfrenta ser deportado a pesar de no ser una prioridad para la deportación

Read in English

En lugar de celebrar el Día de las Madres el 10 de mayo, decenas de personas se reunieron en una rueda de prensa y una protesta frente a la Oficina de Servicios de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) de Chicago, ubicada en 101 W. Ida B. Wells Drive, para exigir que Octaviano Ortiz, un residente de Cicero y padre de familia, no sea deportado. Los defensores exigen que la agencia le conceda la discreción fiscal para que Ortiz pueda permanecer en Illinois con su familia. Se le ordenó salir del país el 23 de mayo, pero apeló la decisión.

Octaviano Ortiz. Photo courtesy of Organized Against Deportations

Ortiz, de 41 años, es padre de cuatro hijos ciudadanos estadounidenses y cuida de ellos junto con su pareja Martha. Según la ley de inmigración de los Estados Unidos, la discreción fiscal se refiere al poder que tienen las agencias de inmigración como ICE de determinar el resultado de un caso de inmigración. Les permite a las agencias decidir qué cargos presentar y cómo llevar a cabo cada caso. La Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA, por sus siglas en inglés) pudiera cerrar el caso de Ortiz porque él no es una prioridad para la deportación. Según Karina Solano, coordinadora en la defensa de la deportación de la organización Comunidades Organizadas Contra las Deportaciones (OCAD, por sus siglas e inglés), la BIA indicó que “el impacto [de deportarlo] no sería extraordinario” para la familia.

En 2010, Ortiz fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol, un cargo que, según los defensores, fue elevado a “agravado” porque no tenía licencia de conducir. Inicialmente Ortiz fue puesto en proceso de deportación en 2010 pero fue liberado bajo su propio reconocimiento, un tipo de orden que libera a un individuo en espera de una decisión final en el proceso de deportación bajo ciertas condiciones. Durante este tiempo, Ortiz fue a todas sus audiencias judiciales y se inscribió en un programa de abuso de sustancias, de acuerdo con los términos de su libertad condicional. En 2018, solicitó la cancelación de su deportación ante la BIA, pero se le negó la oportunidad de quedarse en el país.

Solano ha estado ayudando a Ortiz a presentar su caso. Añadió que las nuevas directrices de la ley de inmigración no indican que Ortiz sea una prioridad para la deportación. Dijo que también hay muchos factores atenuantes, como el hecho de que es el único proveedor de sus cuatro hijos ciudadanos estadounidenses, Andrea (de catorce años), Alexandra (de once), Ismael (de siete) y Giovanni (de dos) y su pareja. 

Además, Solano dijo que el bebé de dos años necesita atención médica constante debido a su nacimiento prematuro a los cinco meses. “Necesita terapeutas unas cuatro veces a la semana y es crucial para su desarrollo. Además, Ortiz lleva veintitrés años viviendo en Estados Unidos y nunca ha salido del país”.

Solano dijo que Ortiz presentó lo que se conoce como una solicitud de suspensión, junto con los documentos de mitigación, $155 para la solicitud y una petición con más de 700 firmas de miembros de la comunidad que OCAD recolectó. Solano dijo que iba a entregar la solicitud en persona en la oficina de inmigración el 10 de mayo pero la oficina estaba cerrada. No les avisaron a nadie. Solano dijo que alguien en la multitud le dijo que no había luz en el edificio y que el personal estaba enviado a casa a las personas que tenían cita ese día.

En 2010, cuando Ortiz fue detenido, aún no estaba en vigor la Ley Illinois Way Forward, la cual no permite que la policía y el servicio de inmigración cooperen a la hora de detener a personas indocumentadas. Entró en vigor en enero de 2021, y restringe drásticamente la forma en que las autoridades locales trabajan con ICE. Además, la ley prohíbe la detención de inmigrantes en Illinois. 

Solano dijo que cuando la policía se llevó a Ortiz en 2010, el personal policial tenía una lista de personas indocumentadas. “No recuerdo si era un número de identificación o número de seguro social… pero [Ortiz] dijo que anotaban a todos los que [sospechaban] que no eran ciudadanos estadounidenses”, dijo. 

✶ ✶ ✶ ✶

En la protesta, los activistas y miembros de la comunidad sostenían carteles en los que se podía leer: “Sin papeles, sin miedo” y “Humans don’t belong in cages” (Los humanos no deben estar enjaulados). La gente coreaba “Undocumented and unafraid” (Indocumentados y sin miedo) y “Chinga la migra”.

Ahí, Ortiz dijo que sería difícil para su familia si fuera deportado. “Mi esposa tendría que trabajar y mi bebé no tendría el cuidado que tiene ahora”, dijo. “Toda mi vida está aquí. Mis hijos están aquí, mi trabajo está aquí, y recientemente he comprado una casa en Cicero, Illinois. Si me voy y mis hijos se vienen conmigo, lo perderían todo. Interrumpiría su educación y perderían las oportunidades que les ofrece Estados Unidos”.

Courtesy of Organized Against Deportations

César Elizarraraz, nacido en México y residente de un suburbio de Chicago, que estuvo bajo la custodia de ICE y detenido en la Cárcel del Condado de McHenry desde diciembre de 2019, habló en la conferencia de prensa. Elizarraraz fue detenido por ICE durante más de veintiún meses en el centro de detención del Condado de McHenry y fue liberado en junio de 2021. 

“Necesitamos que la administración de Biden cumpla con las promesas que hizo para tener un proceso justo”, dijo. “Bajo esta administración, ICE sigue castigando arbitrariamente a las personas, y un sistema así no beneficia a nadie y sólo pone en peligro a las comunidades y las familias, dejándolas destrozadas, sin esperanza y vulnerables.”

“Necesitamos que la administración de Biden se responsabilice de las promesas que hizo sobre un proceso de inmigración más justo y humano”, dijo Natalie Casal Alcaino, organizadora de OCAD. “Mientras los oficiales de ICE como Sylvie Randa mantengan su postura, siempre dependerá de su discreción para negar a personas como Octaviano”. 

Randa es la directora en la Oficina de ICE en Chicago que tiene el poder de concederle a Ortiz la discreción fiscal, es decir, dejarlo permanecer en el país junto con su familia. El día después de la manifestación, Ortiz y Solano regresaron para presentar la solicitud. Solano dijo que un oficial de inmigración dijo que les tomaría “unas semanas” para tomar una decisión. 

“Eso es demasiado tiempo para Octaviano”, dijo Solano. “Así que estamos trabajando para elevar su solicitud a través del apoyo del Congreso”. Solano dijo que OCAD ha recibido el apoyo de la congresista Jan Schakowsky y el congresista “Chuy” García, quienes le enviaron cartas a ICE para preguntar sobre el caso de Ortiz. La oficina de la representante estatal Lisa Hernández dijo que también entregaría una carta. 

El 23 de mayo, el día en que se le ordenó salir del país, Ortiz volvió a presentar su solicitud debido a que su solicitud anterior no incluía información atenuante importante sobre su hijo de dos años que necesita atención médica constante. 

Cuando el Weekly se puso en contacto con la oficina de inmigración de Chicago para preguntar por el motivo de negar su solicitud varias veces, una portavoz respondió con la siguiente declaración: 

“Independientemente de la nacionalidad, ICE toma las decisiones de custodia caso por caso, de acuerdo con la ley de EE.UU. y la política del Departamento de Seguridad Nacional, considerando los méritos y los factores de cada caso mientras se adhiere a las prioridades y directrices actuales de la agencia. ICE centra sus prioridades de aplicación de la ley de inmigración civil en la detención y expulsión de los no ciudadanos que representan una amenaza para nuestra seguridad nacional, la seguridad pública y la seguridad fronteriza”. 

Cuando se le preguntó por qué Ortiz es una amenaza para el país, y por qué motivos se le negó la solicitud a pesar de que las directrices federales de inmigración no hacen que Ortiz sea una prioridad para la deportación, la portavoz citó la preocupación por la privacidad como razón de su retraso en proporcionar información adicional sobre el caso.

Esta nota fue publicada primero en línea el 22 de mayo y fue actualizada para impreso en la edición del 6 de junio.

✶ ✶ ✶ ✶

Alma Campos es la editora de Inmigración del Weekly. Escribió previamente sobre un hombre del sur de Chicago que fue detenido ilegalmente por ICE.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Latest from En español