Illustration By: Haley Tweedell
Illustration By: Haley Tweedell

Impuestos a los ricos para el bien público

Los servicios sociales están en juego en la lucha por un ‘Impuesto Justo’ en Illinois

Originally published on October 14, 2020, in English

Traducido por Irene Romulo

La votación ha comenzado en Illinois, donde los votantes decidirán si “sí” o “no” para enmendar la constitución estatal para permitir un impuesto graduado sobre los ingresos. Haría efectiva la legislación propuesta para reemplazar el actual sistema de impuestos con tasa fija por tasas escalonadas.

Por veinte años, María Guadalupe Acevedo ha vivido en Gage Park en el lado suroeste de Chicago. Acevedo gana alrededor de $375 a la quincena trabajando a medio tiempo limpiando un gimnasio en el centro. Dijo que ha contado con programas financiados por el estado de Mujeres Latinas en Acción, la organización de servicio comunitario liderada por latinas más antigua de la nación, para recibir apoyo. Allí, obtuvo su GED y accedió a recursos de salud mental a través de Medicare.

Como la mayoría de la gente en Illinois, Acevedo ha escuchado los anuncios que circulan en la radio sobre el movimiento propuesto por el gobernador J.B. Pritzker hacia un impuesto graduado a los ingresos. Los anuncios que se oponen a la enmienda de impuestos graduados dicen que abrirá la puerta a impuestos más altos para la clase media y perjudicará a los negocios pequeños. Quienes lo apoyan enfatizan que sólo aumentará los impuestos a los residentes de Illinois más ricos: millonarios y multimillonarios. La administración de Pritzker estima que el noventa y siete por ciento de los habitantes de Illinois verán al menos una modesta disminución en los impuestos sobre sus ingresos si se aprueba el cambio constitucional.

Acevedo no confía en lo que escucha en los anuncios políticos sin hacer su propia investigación, por lo que buscó información en línea para encontrar la verdad detrás de los rumores. “Por lo que leí, el impuesto justo es un impuesto en el que todos pagarán sus impuestos. Para mí esto me parece justo”, dijo Acevedo. “Ahora mismo, los que ganamos menos tenemos que pagar más”.

Debido a que Illinois ha tenido un sistema de impuestos de tasa fija desde 1970, los contribuyentes como Acevedo pagan el 4.95 por ciento de sus ingresos en impuestos, al igual que todos los demás en el estado, incluyendo los multimillonarios. Pero para los residentes de Illinois con menos ingresos disponibles, esa es una mayor parte de sus ingresos necesarios para pagar el costo de vida, dijo Lisa Christensen Gee, directora de iniciativas especiales del Instituto de Política Fiscal y Económica (ITEP), de tendencia liberal.

“Eso es lo que llamamos un sistema tributario regresivo, uno que pide a las personas con menos dinero que paguen una parte más alta de sus ingresos en impuestos que aquellos con más dinero”, dijo. Este sistema tributario regresivo es un elemento fijo de la constitución estatal, que actualmente requiere que todos los impuestos sobre los ingresos estén a la misma tasa.

Los votantes no están decidiendo las tasas de impuestos ellos mismos, pero las tasas propuestas por Pritzker aumentarían los impuestos solo a las personas que ganan $250,000 o más al año—personas con ingresos entre $250,000 y $500,000 se gravarán al 7.75 por ciento. “La enmienda en sí no cambia las tasas impositivas. Le da al estado la capacidad de imponer tasas impositivas más altas a las personas con niveles de ingresos más altos y tasas impositivas más bajas a las personas con niveles de ingresos medios o bajos”, leerán los votantes en la boleta.

En cada boleta de Illinois, un aviso les informa a los votantes que el no votar es equivalente a un voto negativo, y que la enmienda entrará en vigencia si es aprobada por tres quintos de las personas que voten en la pregunta o la mayoría de los que votan en la elección.

La organización Grassroots Collaborative ha estado activa haciendo alcance a los votantes para abogar por el impuesto graduado a los ingresos. La directora ejecutiva Amisha Patel dijo en este punto de la elección a menudo significa examinar los mensajes contradictorios que llegan a los votantes sobre la cuestión de la boleta. Con los comerciales inundando los espacios de televisión, radio y en línea, los votantes tienen mucho que analizar.

Fuertes mensajes sobre la enmienda propuesta provienen de grandes financiadores tanto a favor como en contra de la enmienda. Pritzker donó $56.5 millones de dólares de su propia fortuna al comité político “Vote Sí por la Justicia”. Ken Griffin, el hombre más rico del estado y también el rostro del esfuerzo para detener el ‘Impuesto Justo’, ha donado personalmente más de $46 millones para detener la enmienda propuesta.

Griffin dijo en un comunicado que la enmienda es “catastrófica” y que “todo ciudadano tiene derecho a conocer la verdad sobre lo que el aumento de impuestos del gobernador Pritzker y [el presidente de la Cámara de Representantes del estado] Mike Madigan significará para nuestro estado: el éxodo continuo de familias y empresas, pérdida de puestos de trabajo e inevitablemente impuestos más altos para todos”.

Patel se burló de la afirmación de que habrá un éxodo de los súper ricos en Illinois a causa de los impuestos. “El decir que los ricos se van a ir es una táctica para causar miedo. ¿A dónde se van a ir? Casi todos los estados que nos rodean tienen este código tributario”, ella dijo.

Illinois Policy Institute, una organización de derecha, presentó una demanda contra el Secretario de Estado de Illinois Jesse White y los miembros de la Junta de Elecciones del estado el 5 de octubre diciendo que un folleto publicado por White contiene “declaraciones engañosas” sobre la enmienda propuesta. Alegan que la enmienda del impuesto graduado sobre los ingresos haría más probable un impuesto sobre los ingresos de jubilación, lo que los defensores de la enmienda dicen que no es cierto.

“Sabemos que el impacto es confundir a la gente, difundir desinformación, difundir el miedo”, dijo Patel.

ITEP llega incluso a llamar al impuesto fijo sobre los ingresos del estado un “subsidio fiscal para los residentes más ricos de Illinois que agrava las desigualdades de ingresos y riqueza” y que empeora las brechas de riqueza raciales en el estado y Chicago.

ITEP completó un análisis retrospectivo en septiembre en el que aplicaron un impuesto gradual sobre los ingresos a los últimos veinte años en Illinois. “Con la misma distribución del Impuesto Justo, el tres por ciento de personas más ricas en Illinois habría pagado en promedio un ocho por ciento adicional del total de impuestos o $27 mil millones entre 1999 y 2019”, se lee en el análisis.

El análisis retrospectivo también encontró que los contribuyentes negros y latinx de Illinois con ingresos imponibles de menos de $250,000 pagarían $4 mil millones más en impuestos durante el período de veinte años estudiado bajo un impuesto fijo de lo que pagarían bajo el Impuesto Justo.

“Una estructura impositiva, de impuesto fijo sobre los ingresos frente a un impuesto justo, también empeora aún más estas brechas de riqueza”, dijo Christensen Gee.

Mirar hacia atrás también significó considerar la forma en que el estado manejó su presupuesto cuando tocó fondo durante la recesión de 2008— recortes de empleos y servicios sociales. Esta es la “pesadilla” que Pritzker advirtió que puede suceder sin asistencia federal o sin ninguna nueva fuente de ingresos. Dijo que miles de personas podrían ser despedidas, empeorando la recesión económica y reduciendo los fondos para los servicios sociales más necesarios. La administración de Pritzker estima que el impuesto gradual sobre los ingresos puede generar $3.4 mil millones adicionales al año.

La enmienda propuesta estaba en proceso antes del COVID-19, pero mientras el estado lucha por recuperarse, Christensen Gee dijo que no podría llegar en un mejor momento.

“Si solo tenemos una palanca que dice que tenemos que aumentar los impuestos fiscales para todos o para nadie, eso nos pone en una posición horrible para responder a este momento de una manera que realmente logre nuestras metas, que es asegurarnos de que tengamos una infraestructura de salud pública, asegurarnos de que tengamos escuelas públicas disponibles, asegurarnos de que tengamos los medios para que las personas puedan viajar para ver a sus familiares y para que los trabajadores esenciales lleguen al trabajo”, dijo Christensen Gee. “Compromete nuestra capacidad para construir la sociedad que queremos si solo tenemos un nivel que dice que todos están arriba o todos abajo, y simplemente no refleja lo que vemos en el mundo”.

Si la enmienda propuesta no se aprueba, también podría significar recortes a servicios como los que Mujeres Latinas en Acción brinda a las sobrevivientes de violencia de género y agresión sexual. La organización recibe $2 millones en fondos estatales para brindar apoyo a las mujeres latinas en los vecindarios del suroeste de Chicago.

Monica Paulson es la gerente de becas del gobierno de Mujeres Latinas en Acción. Ella dice que la organización corre el riesgo de perder fondos del estado si hay recortes en el horizonte.

“El estado se encuentra en una situación difícil debido a la pandemia, y realmente necesitamos un impuesto justo para ayudarnos a superar eso y poder seguir brindando estos servicios”, dijo Paulson. “La pandemia de COVID-19 ha llevado a una mayor vulnerabilidad para las sobrevivientes inmigrantes y latinas y es fundamental que mantengamos servicios como la intervención en crisis y el asesoramiento que son cruciales para su curación”.

Paulson también señaló lo crítico que es para los inmigrantes indocumentados en las comunidades a las que sirve tener la oportunidad de recibir servicios en un momento en que los beneficios federales están fuera de su alcance para aliviar la pérdida de empleo y la acumulación de deudas.

Mujeres Latinas en Acción ha realizado varias encuestas de necesidades desde el inicio de la pandemia para medir el impacto económico de COVID-19. Su encuesta de agosto encontró que el empleo del sesenta y nueve por ciento de los encuestados fue impactado y el setenta y cuatro por ciento de los hogares sufrió pérdida de ingresos. De los 785 miembros de la comunidad que participaron en la encuesta, el sesenta y cuatro por ciento no son elegibles para el seguro de desempleo y los cheques de estímulo federal.

“A menudo, las personas indocumentadas se ven afectadas de manera desproporcionada por cosas como la pandemia de COVID-19 y, sin embargo, no ven que los dólares de sus impuestos los apoyen a ellos ni a sus comunidades”, dijo Paulson. ITEP encontró que colectivamente, los inmigrantes indocumentados pagaron un total estimado de $10.6 mil millones en impuestos estatales y locales en 2010. Pero los programas de alivio disponibles para personas indocumentadas durante COVID-19 se han basado principalmente en fondos de ayuda mutua filantrópicos o comunitarios.

Este año ha sido uno de despertar político y empoderamiento para votantes latinx como Acevedo. Aunque nunca ha contribuido a una campaña política, se ha sentido envalentonada a través de Mujeres Latinas en Acción para contribuir con su voz y compartir sus historias y experiencias en la lucha contra el racismo y los peligros de la violencia armada.

También es la razón por la que votará sí a la enmienda por un Impuesto Justo este noviembre. Para Acevedo, no se trata solo de impuestos, se trata de un futuro más equitativo que quiere para todas las familias de Illinois. Uno en el que, en sus palabras, “no se trata solo de que algunos paguemos y otros no”.

Este reportaje fue producido por City Bureau, un laboratorio de periodismo cívico con sede en Bronzeville. Obtenga más información y participe en citybureau.org.

✶ ✶ ✶ ✶

Alexandra Arriaga es una periodista residente en City Bureau con sede en Pilsen. Su periodismo se enfoca en cómo las comunidades inmigrantes en Chicago crean poder y participan en la democracia. Lo último que escribió para el Weekly fue sobre el apartheid climático en Chicago.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

Latest from Elections

Go to Top