Photo By Troy Gueno
Photo By Troy Gueno

¿Quién mantiene la paz? Mediando el conflicto entre la policía y residentes después de que la policía le disparó a un hombre en Englewood

“Tienen que tratar a una comunidad con un poco más de respeto.”

Originally published on August 19, 2020, in English

Traducido por Regina Favela

Esta pieza es parte de una serie que explora las diversas perspectivas sobre la desfinanciación de la policía.

Alrededor de las 7pm el domingo, 9 de agosto, comencé a ver videos de Facebook “Live” de una escena que reconocí: las voces de hombres negros, una falange de policías, y los gritos desarticulados de personas en crisis. Los primeros dos videos eran de personas que no conocía personalmente, pero lo que sí sabía era la ubicación etiquetada en cada video–el Parque Moran en la calle 57 y Racine. Sabiendo que algo grande estaba sucediendo, sin saber qué, comencé a buscar en línea a otros amigos que anduvieran allá. 

Joseph Williams es un millennial que se postuló para concejal del distrito 15 en 2019. Me vine a la mente durante ese ciclo electoral, y mi trabajo este año como miembro de la Asociación de Residentes de Greater Englewood (RAGE por sus siglas en inglés) a menudo me ha puesto en corta proximidad con él –en la fiesta de fin de año de RAGE y luego trabajando como voluntario con él durante la distribución de comida de emergencia. Cuando vi su “Live” ese domingo, él estaba tranquilo y sereno. Lo más asombroso fue cuando dijo que terminaría su transmisión en vivo para enfocarse en mediar el conflicto que estaba sucediendo entre la policía y los residentes después de que la policía le disparó a Latrell Allen.  Sentí su propósito y no me sorprendió cuando su video se volvió viral. Cuando vi que el equipo de South Side Weekly buscaba un relato de lo que pasó desde el lugar de los hechos, supe que podría elevar una voz en Englewood.

Esta entrevista ha sido editada para mayor claridad y extensión.

Creo que algo que a los medios de comunicación y los medios en general les ha faltado sobre lo que sucedió en la calle 57 y Racine es comprensión del impacto que tuvieron las redes sociales. ¿Podrías recordarnos cómo fue que las redes sociales te hicieron un llamado a actuar para ir a la calle 57? 

Absolutamente. Estaba en la cama con mi hijo. Estábamos a punto de ver una película. Por casualidad mi Facebook estaba [abierto] en mi teléfono y vi un Live (en vivo), y dije, “¿De qué se trata? ¡Es aquí en la calle!” Entonces salí corriendo y fui directamente allá. Mi esposa me dijo, “¿A dónde vas?” Y le dije, “Oye, yo me encargo. Tengo que ir acá y tratar de ayudar de alguna manera”. 

Podías notar que la tensión estaba alta. Podías ver que la policía no estaban siendo lo más receptivos como lo podrían ser con la comunidad, mostrándoles respeto o comunicandose con ellos. Y empecé a evaluar la situación. Una persona estaba diciendo, “A un hombre le dispararon este tanto de veces”. Otra persona estaba diciendo, “Golpearon a mi primo y lo jalaron”. Tuve la oportunidad de escuchar las diferentes perspectivas. 

Fui a [el director de participación comunitaria del departamento de Policía de Chicago] Glen Brooks, y le pregunté, “Oye, ¿cuál es la condición de este joven?” Y luego pude decirle a la comunidad que estaba estable, en verdad para calmar la situación. Porque tienes a la comunidad, la policía –todos son agresivos uno contra el otro. Era una situación muy tensa. La policía tenía que estar al otro lado de la escena del crimen, pero pusieron la cinta amarilla frente a ellos. Y lo que noté fue que cruzaban la escena del crimen y jalaban a individuos. Y después de jalarlos, ¡los golpeaban! Y a un hombre, vi que le jalaron y rompieron su camisa, pero por qué lo hacían… causo más fricción. 

Fue una bendición que… cuando empecé mi “Live”, [otros organizadores] pudieron ver dónde estaba y comenzaron a responder a la llamada. Empezaron a salir. Y cuando los organizadores empezaron a salir, me ayudaron a organizarme un poco mejor. Pudimos construir una cadena [humana], construir un muro entre todos para proteger a la comunidad. Y luego la comunidad se quedó detrás de nosotros, la policía se mantuvo en su lado, y nadie se cruzó al otro lado. Y fue para mantener a todos protegidos y seguros.  

Eventualmente, alguien sacó un megáfono y… pude [decir], “Necesitó que todas las mujeres y niños [se metan] porque más policías están entrando en la comunidad”, mientras estoy con el megáfono. Estoy hablando de al menos 200 policías adicionales que iban llegando, corriendo por la calle con baston en mano y rifles de asalto atados al pecho. 

Antes de que salieras, no tenías ni idea de lo que estarías haciendo, ¿correcto? 

No, no, hombre, nada fuera de lo que hago normalmente. Me encanta organizar eventos y organizar personas y tratar de hacer mi trabajo comunitario. Solo quería ayudar, así que salí corriendo. Sin saber lo que iba encontrar, sabía que tenía que encontrar una manera de ayudar. 

Y cuando llegaste de primero, dijiste que los organizadores y activistas vinieron después. ¿Ya había gente allí cuándo llegaste?

Cuando llegué, era solo yo. Y luego otro caballero, Tim Flowers [jugador del salón de la fama del baloncesto de la Simeon Career Academy], me llamó directamente y dijo, “Joe, ¿dónde estás?” Entonces Tim fue una de las primeras personas conmigo en la escena. Y a partir de ahí seguimos intentando equilibrar las cosas. Y luego, otros organizadores y activistas empezaron a llegar poco a poco, y fue una bendición que vinieran porque ayudó. Como dije, esos mismos policías, así como llegaron llegaron con prisa a nuestra comunidad, faltándoles el respeto y siendo tan agresivos con la comunidad, así tenían que salir de la comunidad. Y yo trabajando con esos organizadores, pudimos abrir un camino [en la multitud] para que salieran y regresaran a sus carros sanos y salvos, regresar a sus familias seguros. Y es algo que le digo a todos, no nos dieron la misma oportunidad a nosotros cuando entraron así a Englewood.

Tienes que tratar a una comunidad con un poco más de respeto. Muchos miembros de la comunidad que estaban ahí decían, “Oye, ¿dónde está [el oficial] McClain? ¿Dónde está [el oficial] Shelton?” porque estos son los oficiales comprometidos con la comunidad que generalmente están ahí y conocen a los vecinos. Pero ellos no estaban. Tenían policías del distrito 9 de Bridgeport, había unos pocos del distrito 7, pero la mayoría era del noveno distrito y no sabían cómo actuar con nuestra gente. 

Photo By Troy Gueno
Foto por Troy Gueno

Trabajé con el comandante Snelling, el comandante del séptimo distrito… Él también fue quien nos dio informó sobre el joven que fue herido por un oficial, para que pudiéramos conectarlo con su familia. Snelling se dio cuenta, como todos los demás, que había demasiados policías en una cuadra, por lo que comenzó a desplegar y deshacerse de algunos de los policías. Así que trabajamos con él y pudimos sacarlos.

Con todo lo que está sucediendo con los disturbios cíviles en términos de la brutalidad policial y otras cosas, escuchas a la gente hablar sobre la financiación de programas comunitarios de prevención de la violencia y la respuesta a crisis. Y parece que hiciste el trabajo que los oficiales como Shelton suelen hacer cuando se encuentran en una situación como esa. Esas habilidades que aprendiste, ¿las aprendiste de un lugar? ¿Crees que hay un entrenamiento que otras personas de la comunidad podrían aprender? 

Me encantaría hacer un entrenamiento con otras personas para enseñarles de esto, enseñarles cómo organizarse cuando cosas como estas suceden en sus comunidades. Esta es una pieza grande que nos falta. Nos organizamos para otras cosas, pero nuestras comunidades no saben organizarse cuando sus emociones están altas y la gente está alterada. La gente no piensa, “¿Saben qué, ¿qué tal si enlazamos los brazos y construimos un muro?” Podemos protegernos y evitar que la policía cruce a nuestro lado. 

Es bueno tener estos tipos de habilidades por el simple hecho de que cuando no tienes esa configuración, las cosas lucen totalmente diferente. Cuando yo llegué, todos estaban en diferentes partes de la calle… En realidad, no había estructura. Nadie estaba junto. Entonces era más fácil que la policía se acercara y más fácil que los niños y mujeres y gente se cayeran y tropezaran debido al hecho de que nadie estaba viendo por ellos. Me encantaría organizar sesiones donde pueda salir y organizar a comunidades y enseñarles cómo se puede responder a la policía en estas situaciones. 

¿Leíste el artículo del Tribune que te destacó? Me gustó cómo resaltaron la perspectiva del [profesor de UIC Kishonna] Grey sobre la desinversión histórica en nuestra comunidad y todo. ¿Crees que existe algún mecanismo en que se pueda enfocar para conseguir que los fondos realmente se reinviertan en la comunidad?

Porque vemos la fricción entre la policía y como sabes —yo [leí un artículo] hace poco, dice que el setenta por ciento de la policía niega el hecho de hacer prácticas restaurativas, participar en la comunidad, y educarse sobre relaciones comunitarias y cosas así. Si el setenta por ciento se niega a hacerlo, entonces, ¿por qué quieren trabajar en una comunidad o servir a una comunidad con la que no están dispuestos a crear una relación? Viéndolo desde este punto de vista me dice que tenemos que reducir el dinero del presupuesto de CPD. Necesitamos usar parte de ese dinero para invertir en algunas de las cosas de las que estamos hablando hoy, para invertir en los recursos que podrían servir como base y ayudarnos. 

No podemos seguir invirtiendo tanto en un departamento de policía que continúa diciendo, “No queremos formación para aprender a crear relaciones. No queremos entrar a tu comunidad y conocerte. Queremos llegar aquí y básicamente decirte qué hacer. Y vamos a ser agresivos. Y lo vamos hacer como queramos”. 

Alguien tiene que tomar el primer paso y decir, sabes qué, vamos a mediar esto. Vamos a encontrar la manera de desacelerar esto. Y hasta que eso suceda, se debe sacar dinero del departamento de policía y destinarlo a recursos que realmente nos puedan ayudar con esto. 

[Get the Weekly in your mailbox. Subscribe to the print edition today.]

Te postulaste para concejal, probablemente sentiste una nueva energía cuando entrabas a un lugar. Y después de hacerte viral, ¿cómo sientes tu presencia en el mundo? ¿Ha habido algún cambio o algo? ¿Sientes que te ha llevado a un punto más avanzado en tu carrera? ¿O cómo te ha impactado la viralidad?  

O, [ese día] yo solo estaba hablando desde mi corazón y luego me fui a dormir. Estaba cansado después de ese día. Me fui a casa, me fui a dormir y me desperté con tantas llamadas y me decían, “Oye, ¡te estás volviendo viral en Twitter!” Y decía, “No tengo una cuenta de Twitter, ¿puedes compartir el video?”

 Te diré esto: para mi, siempre he colocado la barra (las expectativas) muy alta. No creo que el trabajo deba detenerse nunca. No creo que pueda parar el trabajo que estoy haciendo. Me postulé para concejal basado en algunos de los mismos principios por los cuales continúo luchando, tratando de proteger a nuestras mujeres, nuestros hijos, trayendo a los hombres de regreso a casa; protegiendo a nuestras comunidades en todo nivel, no importa si es solo consiguiendo una señal de alto para que los conductores no pasen volando y posiblemente le peguen a los niños; luchando por nuestras escuelas y asegurando que las escuelas tengan los recursos que necesitan. Hacerme viral quizás me puso más presión para seguir luchando, y luchar más duro ahora. Ahora, no solo está viendo la gente, sino que la gente que está mirándonos también pueden ser parte del cambio. Nunca cambiaría mi visión o [lo que] quiero sentir sobre nuestra comunidad. Tengo la esperanza de que [nuestra comunidad] algún día sea hermosa, que pueda ser algo de lo que nuestros hijos se sientan orgullosos. Y solo quiero continuar luchando para traer ese tipo de calidad [de vida] y ese tipo de vibra positiva. Y nunca me detendré.

✶ ✶ ✶ ✶

Cordell Longsteath es el especialista de participación y alcance comunitaria de la Asociación de Residentes de Greater Englewood. Lo puedes encontrar divagando sobre la importancia del censo. Anteriormente ayudó con un artículo para el Weekly sobre las comunidades negras y latinx que coordinaron una tregua

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

Latest from Activism

Go to Top