Dorian A. Ortega, licensed therapist, cofounder of Healing Jodonas, and founder of FLY Radical Therapy. Photo courtesy of Dorian Ortega

Entrevista: La salud mental durante COVID-19 en las comunidades afroamericana, indígena y la gente de color

Dorian Ortega, fundadora de FLY Radical Therapy y cofundadora de Healing Jodonas, conversó con el Weekly sobre la salud mental, el trauma y la sanación colectiva

Originally published on May 27, 2020, in English

Traducido por Gisela Orozco

Dorian A. Ortega es una terapeuta licenciada que brinda servicios de salud mental y mantiene conversaciones intencionales con miembros de la comunidad. Ortega es cofundadora de Healing Jodonas, organización comunitaria que respalda la terapia de grupo a través de sesiones de poesía, esto para que los individuos se vinculen con la sanación. Además, fundó FLY Radical Therapy y es miembro del Honeycomb Network y la iniciativa “Get Yo Mind Right” de Healthy Hood. Su misión es ampliar la terapia tradicional enraizándola en los valores de la justicia social y abordando cuestiones que dañan la curación colectiva, como son la gentrificación y el racismo.

Ortega conversó con el Weekly sobre la salud mental. La entrevista fue recortada y editada a fin de brindar mayor claridad.

✶ ✶ ✶ ✶

¿Qué relación hay entre la salud mental y el trauma? 

Existen diferentes tipos de trauma. Existe el trauma físico. Cuando hablamos de salud mental, las personas también han experimentado trauma. Es mucho más común que un trauma de la salud física. Es mucho menor el número de personas que han sufrido una fractura de huesos, que las que escuchan sobre una tragedia en las noticias o que han pasado por algo traumático ellas mismas.

Por ejemplo, un tiroteo en un barrio es una experiencia traumática colectiva; lidiar con la crisis nacional [del COVID-19], es una experiencia traumática. La gente tiene que lidiar con el trauma en diferentes niveles y variedad, pero la forma en la que lidiamos con el trauma es más compleja cuando es un trauma colectivo o un trauma consistente que ha afectado a una comunidad en particular.

El trauma es algo con lo que muchas personas se enfrentan en diferentes etapas de su vida, y la salud mental se ve afectada de diversas maneras a causa de esas experiencias traumáticas. La persona podría desarrollar ciertos comportamientos basados en esas memorias.

Tenemos respuestas de lucha o huida: nuestro cuerpo responderá preparándonos para huir o para luchar contra lo que está pasando. Algunas personas se congelan y no se mueven en absoluto y permanecen en silencio, esta es su manera de sobrellevar una situación. Puede ser que no sean capaces de reaccionar o sentir que les importa.

Muchos de nosotros cargamos un trauma intergeneracional de las generaciones anteriores. Tenemos que pensar en nuestros miedos y cómo es que hemos aprendido esos miedos, y cómo aprendemos a reaccionar cuando nos asustamos. Regresar a las raíces es la manera en que sanamos. Así es como regresamos y como evolucionamos el mundo.

¿Qué conexión existe entre las desigualdades del sistema y las realidades del trauma?

Es importante establecer una conexión entre el trauma y la desigualdad sistémica porque a estas alturas, el trauma es crónico a consecuencia del poder y privilegio que existen en nuestro sistema.

Y no lo digo a la ligera: este trauma es terrorismo. El terrorismo está sucediendo y es muy frustrante ver que pasa una y otra vez. Me permito llorar porque si no lo hago, sería insensible. Y si no siento nada, no haré nada al respecto. No quiero ver estos tiroteos en contra de la gente de color. Es difícil sentirse orgulloso de vivir en este país con las cosas que siguen pasando. Es muy difícil confiar. 

¿De qué manera puede la gente recuperarse cuando es atacada continuamente ? ¿Cómo puede sanar? ¿Cómo puede sanar si se les hiere constantemente? 

No tengo una respuesta. Esto es algo con lo que lucho. No voy a fingir que esta realidad no existe, y voy a validar que es algo muy difícil. Deberíamos estar tristes y enojados de que estas cosas pasen.

Podemos verlo muy claramente y en nuestra cara, que no se nos protege y que es mejor que nos protejamos nosotros. Ahora, tenemos que mantenernos a salvo. Tenemos que mantenernos sanos, y eso incluye nuestra salud física, nuestra salud mental, y todas las medidas de seguridad necesarias en nuestra comunidad. Todos debemos recordar lo poderosos y fuertes que somos como personas.

¿Cuál sería una manera específica en la que las comunidades de color pueden cuidarse unas a otras?

Las comunidades se cuidan unas a otras incluso sin tener dinero. El dinero no es tan importante como son algunos apoyos mutuos o trueques. Hay temores capitalistas a grandes escalas pensado: ¿qué pasaría con el capital? Hay personas que están presionando motivados por la codicia, y hay otras que simplemente dicen “no”.

¿Podría describir algunas de las emociones que se viven tanto en las desigualdades sistémicas y COVID-19?

Las personas que son afroamericanas, indígenas o gente de color, tienen que lidiar con muchos temas relacionados con la opresión, y esto simplemente por existir. A medida que vivimos la pandemia, son muy obvias las desigualdades sociales que existen para algunas personas y para las personas de color, específicamente para los hombres afroamericanos, que se convierten en blanco de ataques sin ningún motivo. El simple hecho de saber que eres una persona de color, te otorga una manera diferente de ver el mundo y cómo tienes que comportarte para sobrevivir. Y día con día, los sentimientos y pensamientos de algunas personas cambian y son desafiadas.

Poder decir “estoy triste”, es un privilegio en este país. Tener sentimientos es un privilegio. Como persona de color decir eso o decir “me siento enojado” es un privilegio. ¿Cuándo es que se nos permite tener sentimientos o estar al tanto de ellos? Hay tantas personas de color que están tan acostumbradas a solo tener que sobrevivir que no pueden darse el lujo de sentarse y pensar sobre sus sentimientos. Esta pandemia es una época interesante: nos hemos visto obligados a hacerlo. Puede ser muy difícil para algunos, especialmente si no cuentan con apoyo o están en un entorno violento. Vemos muchas cosas pasando a la vez, y es demasiado. Es mucho y nada al mismo tiempo.

¿Cómo es que podemos enfrentar las emociones difíciles durante el COVID-19?

Es importante darle validez a tus sentimientos. Atiendo a muchas personas que en estos momentos navegan con la ansiedad. La ansiedad significa que crees que algo terrible va a pasar. Hay maneras de minimizar la ansiedad validándola, diciendo, “Necesito sentir esto y reconocer que este es un sentimiento real”. Trata de no juzgarte por sentir sentimientos humanos. Encuentra sistemas de apoyo a los que puedas conectarte.

En esta conversación, ¿qué conexión tiene la sanación? 

Algunas personas encuentran maneras de sanar y al mismo tiempo, de elaborar estrategias. La sanación a menudo, tiene sus altas y sus bajas y es muy conceptual. Sanar a través del trauma, es realmente la manera en la que logras sanar. Es la manera en que haces frente a ello. Realmente no sé si alguien puede elegir curarse completamente. Creo que estamos sanando todo el tiempo. 

La salud mental es la manera en que una persona se conserva sana. Esto porque estamos dándole mantenimiento a nuestro bienestar. Estamos cuidando de nuestra salud. Y eso significa que tienes apoyo, que tienes comida en la mesa, trabajo, alguien con quien hablar, algo que hacer, o incluso un pasatiempo creativo. Es tener acceso a las cosas que necesitas y estar conectado a las personas que conocen tu fuerza cuando continuamos enfrentándonos a retos en la vida. 

¿De qué manera podemos tener un balance entre estar conectados con nuestras comunidades y permanecer sanos y salvos durante el COVID-19?

Muchas personas la están pasando mal por la falta de cariño. Este es un momento atípico: tenemos que asegurarnos que estamos a salvo. Sé que hay mucha expectativa por los abrazos, los besos y los apretones de mano que son parte de nuestros valores culturales. Puede ser una falta de respeto no darle un abrazo a la abuela. [En mi caso] mi abuela me miró como si estuviera loca cuando le dije que no iba a abrazarla.

Tienes que establecer límites y respetar tu propio espacio, un ejemplo, es no permitir visitas en tu casa si eso te hace sentir incómodo/a. Claro que cambia una relación cuando los límites se respetan o no. Toda persona tiene derecho a establecer sus límites y a respetar los de los demás. 

¿Cómo podemos respetar nuestras necesidades y capacidades de salud mental cuando nos apoyamos mutuamente?

Podemos trabajar a través de las emociones de una manera segura que puede ayudar a tu crecimiento. Tenemos que acercarnos hablando con alguien. Y de nuevo, algunas personas realmente logran sobrellevar la situación al no querer ser una carga para los demás y está bien, simplemente primero pide permiso. 

Cuando le pides a alguien que te escuche, simplemente di: “No te estoy pidiendo un consejo. Literalmente, necesito a alguien con quien hablar y tengo que sacar algo. ¿Está bien contigo?”.

Sé que muchas personas están luchando por recibir respuestas emocionales, pero creo que si estás listo para escuchar a alguien, entonces escúchale: no lo juzgues, no le digas qué hacer, o no le des consejo [si no lo pidieron]. Sólo escucha, si eso es lo que la persona está pidiendo.

Respeta los límites de la persona. Con nuestros límites físicos y emocionales establecidos, pide consentimiento antes de desahogarse con alguien o de dar consejo.

Cuando estés conversando con alguien, puedes decirle cortésmente: “Puede que en este momento no sea capaz de hablar de esto. ¿Podemos hacerlo otro día?”.

Al preguntarle, la persona puede desanimarse, más cuando es algo que nunca han pedido y luego no recibe apoyo. Recuerda que en algún momento, esto te sucederá. Permite que el otro trabaje en su proceso emocional, pero solo recuerda que todo estamos pasando por esto.

¿Puede compartir algunos ejemplos de cómo podemos cuidar de nosotros mismos?

Hay cosas tangibles que podemos hacer para cuidar de la salud física y mental como movernos, respirar, intentar comer algo refrescante, tomar un té, procurar tu casa, escribir en tu diario, hacerte una limpia espiritual, usar cristales o sales corporales, consumir THC (el ingrediente activo del cannabis) o hacer cualquier cosa que te haga sentir bien. 

Reconoce lo que le gusta y lo que no, lo que necesitas y lo que no. Este es un momento interesante para descubrirlo, escuchando tu cuerpo y estando en sintonía con tus emociones. Entrégate al proceso y reconoce los sentimientos para entenderte mejor.

¿Cuáles son algunas de barreras que se presentan en la salud mental que son únicas para los afroamericanos, indígenas y las comunidades de color?

La confianza es difícil de construir, y la salud mental no siempre es bienvenida en las comunidades de color debido al estigma de todo el sistema médico. En general, para las personas de color, es difícil llegar al médico y cuidar de su salud física. Existe el estigma no sólo de acceso, sino incluso el simple hecho de pensar en la salud mental.

Pero, supongamos, que entras en el sistema de salud, y te niegan el servicio, hay un malentendido, te dan un diagnóstico erróneo o malinterpretado. Cuando pienso en los servicios de salud mental y el trauma, es más relacionado a cómo las personas acceden a este tipo de salud.

Algunas personas que tienen un historial de conducta violenta o violencia en su comunidad pueden desarrollar lo que se conoce como trastorno de estrés postraumático (PTSD por sus siglas en inglés) crónico o ansiedad crónica. Pero cuando  alguien acude a los servicios de salud mental, lo que tomamos en cuenta es la manera en que se establecen los sistemas de servicios de salud mental [que no apoyan sus experiencias anteriores]. Por ejemplo, si se muestra como agresivo o impulsivo, algunos proveedores podrían pensar que se está mostrando como bipolar cuando es realmente una respuesta traumática, tal y como la ansiedad o la depresión.

Lo digo porque cuando trato un trauma, —lo digo como una persona de color que ha presenciado y experimentado un trauma, y tratado y hablado de trauma—, tengo la esperanza de que existe una comprensión cultural intencional de cómo es que se presenta la salud mental para estas comunidades en particular. 

Es realmente poderoso que más personas sean capaces de cambiar la forma en que el sistema está configurado para acceder a diferentes variedades de atención. Existen tantos diferentes tipos de terapia que funcionan para una persona, que no creo que sólo una cosa funcione para todos.

¿Algo más que pueda compartir?

Aprende a verte a ti mismo. ¿Cómo puedes trabajar en tu sanación? Quiero que las personas sepan que no están solas. Si están sintiendo algún tipo de malestar, no están solas. Hay una comunidad que existe para asegurarse que están bien. Las personas quieren establecer una relación así y no saben dónde encontrarla. Todos necesitamos saber que no estamos solos. ¡Participa y disfruta de tu bienestar! Mereces sanar. 

Para más información, ponte en contacto con Healing Jodonas en healingjodonas@gmail.com o https://sswk.ly/Jodonas

✶ ✶ ✶ ✶

Traducción: Gisela Orozco

Jocelyn Vega es una editora colaboradora del Weekly. Su reportaje anterior, fue sobre el Censo 2020 y las comunidades indocumentadas e inmigrantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

Latest from En español

Go to Top